martes, 2 de diciembre de 2008

La historia de un balón

A principios de la década de los cincuenta, Europa intentaba dejar atrás la tragedia que supuso la Segunda Guerra Mundial en todos los aspectos. Su lucha ya no era armada, sino espiritual –qué parte de culpa tenía cada uno de los coetáneos en el mayor enfrentamiento bélico de la historia del hombre-. Mientras, Estados Unidos, que como de la PGM, salió favorecido de esta segunda, continuaba con el Plan Marshall e iniciaba la carrera por conquistar el espacio en el marco de la Guerra Fría. La Tierra se nos había quedado pequeña. En estas circunstancias, el fútbol iba a más y tanto en España como en el resto de Europa se había convertido en la única manera de olvidar las penalidades que habían azotado al continente en las dos últimas décadas.


Francia, que siempre ha sido un país adelantado, emprendedor, revolucionario, desde lo político, con hechos de sobra conocidos, hasta lo deportivo, tomó la delantera en el tema futbolístico como antes hizo con otras disciplinas. Ellos fueron los que crearon el Tour de Francia y nos enseñaron a amar el ciclismo, y también en Francia se impulsó, por medio de Pierre de Coubertin, la idea de recuperar las Olimpiadas atenienses. A mediados del siglo XX, como decía, fueron pioneros en el fútbol. Un periodista del diario L’Equipe sacó a la luz su propuesta de crear una competición de fútbol continental donde se enfrentarían los mejores clubes de Europa. Había nacido la Copa de Europa, nuestra Champions. Al mismo tiempo, en 1956, los periodistas de France Football entregaban por primera vez un trofeo que premiaba al mejor jugador europeo. Acababa de nacer el Balón de Oro.




A la par que crecía el prestigio de este premio, de la Copa de Europa y del fútbol en general, Europa salía de la crisis y lograba conseguir un estado de estabilidad y crecimiento sólo frenado por pequeñas crisis cíclicas y normales. Hoy, cincuenta y dos años después de la creación del trofeo, el Balón de Oro y el progreso europeo y mundial es, por primera vez, inversamente proporcional. El mundo vive una verdadera crisis financiera y económica y sufre guerras en todos los continentes. Mientras, el Balón de Oro está en boca de todos más que nunca, ya sea por el gran nivel de los contendientes o porque teníamos a muchos compatriotas con alguna opción. Pero no ha habido sorpresas, Cristiano Ronaldo lo ha ganado y con toda justicia, ya que tanto por números, títulos y juego, sobresale por encima del resto en este 2008. Lo cierto es que el portugués es el vencedor de una maratón que vuelve a comenzar ahora mismo y donde parte con ventaja Lionel Messi, pero donde se ganan los títulos y los trofeos es en mayo, aunque algunos frutos se recojan la primera semana de diciembre y con la Torre Eiffel de testigo.

Cristiano Ronaldo ha sido el último de los elegidos en entrar en el selecto club de ganadores dorados. Existen cantidad de premios a lo largo del año para valorar a los jugadores, pero sólo éste provoca tanto debate, sólo éste provoca tanto deseo. Es por el valor de la tradición, de la historia, de nuestros antecesores. El Manchester United no tenía en sus filas a un Balón de Oro desde hacía cuarenta años. Quizás por abusar en los sesenta, donde no tuvo uno sino tres –Denis Law, Sir Bobby Charlton y George Best-. A esa legendaria delantera la llamaron la Santísima Trinidad, el mejor ataque de la historia del club red. Por la izquierda entraba Best, el más genial de los tres. El último Balón de Oro del club, el primer futbolista-mediático de la historia, el cual, recibió el trofeo tras conquistar la Copa de Europa de 1968. Cuarenta años más tarde y entrando por la derecha, Cristiano Ronaldo recibe el Balón de Oro tras ganar la Champions League con otro tridente de lujo y después de convertirse en el último futbolista-mediático.

5 comentarios:

diego zaldo dijo...

gran eugenio eres apreciador del buen fútbol y por eso sabes reconocer a un brillante futbolista de la talla de cristiano ronaldo...
y te dejo el comentario porque me parece un gran articulo...al final va a ser que vales para esto y todo jeje

es broma cuidate crack¡¡¡

Eugenio Marín dijo...

Gracías, tío. Pásate cuando quieras.

Nos vemos, crack!

Eugenio Marín dijo...

Un año después, Messi consigue el Balón de Oro 2009. Ya se veía con ese arranque de temporada que estaba en el buen camino.

Le han acompañado en el podio Cristiano Ronaldo y el no menos genial Xavi Hernández.

Sauuuuul dijo...

crees q en los proximos años alguien va a estar en la lucha con cristiano y messi por el balón de oro?? xke yo creo que se lo van a turnar año a año entre ellos dos, con el permiso de Xavi e Iniesta...

Eugenio Marín dijo...

El fútbol da muchas vueltas. Mira Ronaldinho, que fue el mejor de todos, pero fugaz al fin y al cabo. Lesiones, bajones físicos, anímicos, pueden hacer que en un corto medio-corto plazo Messi o Cronaldo puedan bajar su rendimiento.

Ahora mismo se están fraguando varios Balones de Oro, porque calidad de chavales con 18, 19, 20 años hay para regalar. Lo cierto es que ahora mismo parece que Messi y Cristiano son los mejores, pero Rooney, Fábregas, jóvenes alemanes como Özil, balcánicos como Jovetic, suramericanos, desde el Kun Agüero hasta el próximo que salga de Argentina con verdadero nivel, van a estar en la cima muy pronto, y de la mayoría aún no sabemos ni su existencia.

Esto es lo bueno del fútbol. Nada está escrito. Y si tiene tanta magia es porque los clubes y los jugadores bajan y suben, están arriba tan pronto como son sustituidos por otros.